BAJÓ AL PUNTERO

Con gol de Damián Akerman, Morón venció 1-0 a Atlanta y dio la sorpresa en la Zona A de la Primera Nacional. Los de Sialle cortaron una racha de tres derrotas consecutivas y se meten en puestos de Copa Argentina.

0
33
Con el convertido ante el Bohemio, Akerman llegó a 159 tantos con la camiseta de Morón.

Luego de tres derrotas en fila, con un nivel preocupante desde lo futbolístico, el Gallo regresó al triunfo ante Atlanta, líder de la Zona A de la Primera Nacional. Damián Akerman, a los 24′ del complemento, marcó el único tanto del cotejo, tras una gran combinación entre Cortave, Pérez Godoy y Chacana. Los de Sialle redondearon un buen encuentro y justificaron el triunfo.

Con la ausencia de Emiliano Mayola, suspendido por acumulación de tarjetas y reemplazado por Francisco Oliver, el regreso de Lucas Pérez Godoy y los ingresos de Ezequiel D’Angelo y Kevin Gissi al equipo titular, el Gallo salió al campo de juego decidido a superar al Bohemio.

Desde el comienzo se vio un equipo sólido, partiendo desde la defensa que controló bien al tridente ofensivo de Atlanta y un mediocampo rápido para la recuperación y tenencia del balón. Kevin Gissi, de gran partido, tuvo la más clara del primer período: presionó, robó y corrió 50 metros para quedar mano a mano con Rago pero, presionado por Tecilla, definió mal.

A los 30 minutos, Nicolás Ramírez debió abandonar el campo de juego por un molestia y su lugar fue ocupado por Lucas Chacana. Dos minutos más tarde, llegó el quiebre del encuentro. Luego de una disputa bastante friccionada, Váldez Chamorro golpeó a Nicolás Martínez y vio la tarjeta roja. Con un hombre de más y con la salida de Mazzanti, el Gallo terminó de asentarse en el terreno y finalizó el primer tiempo dominando a su oponente.

Para el complemento, Sialle mandó a la cancha a Damian Akerman en reemplazo de Ezequiel D’Angelo, que sufrió la fractura del tabique nasal en una de las últimas jugadas del primer período y el goleador no defraudó: a los 24′, tras una buena combinación, apareció por el centro del área para controlar y definir con el arco vacío. Minutos antes, había avisado con un cabezazo tras un centro de Chacana.

Con la ventaja a su favor, el Gallo mermó en la intensidad y, pese a que contó con algunos minutos más de dominio, terminó replegado para jugar de contra-ataque, cediéndole la pelota al Bohemio. Los de Orfila buscaron por todas las vías, pero no lograron incomodar al equipo de Sialle que terminó consiguiendo un triunfo mas que justo.

Con la victoria, Morón alcanzó los 19 puntos y se ubica séptimo en su zona, en puestos de Copa Argentina a dos fechas para el cierre de la clasificación. El próximo domingo, desde las 17:00, visita a Ferro en Caballito. 

Compartir