DIO VUELTA LA PÁGINA

Con gol de Gissi, Morón le ganó a Estudiantes y se repuso de la derrota ante Belgrano. Los de Sibelli y Lara, que llegaron a 29 puntos, se ilusionan con el reducido.

0
16

Tras la derrota en Córdoba, dejando una pálida imagen en la faceta ofensiva, la dupla Sibelli-Lara tenía como gran desafío, no sólo regresar al triunfo, sino hacerlo ante uno de los mejores equipos del certamen, Estudiantes. Y no solo se quedó con el triunfo, con un gol de Kevin Gissi, sino que tambié realizó un gran partido en todas sus líneas.

Morón presentó dos variantes, con respecto del equipo que saliera en Alberdi. Una por suspensión y otra táctica: Francisco Oliver ingresó en lugar de Nicolás Martínez, que llegó a la quinta amarilla; y Damián Akerman regresó al once inicial, reemplazando a Matías Nizzo.

De movida, el Gallo tomó la iniciativa. D’Angelo como opción permanente de pase y los laterales siendo un apoyo constante para los volantes en los últimos metros del campo. Mayola, de cabeza, tras un tiro de esquina, tuvo la primera del encuentro.

Con el correr de los minutos, el Pincha sorteó el desafío inicial propuesto por su rival y comenzó a hacerse del balón. Ruiz Gómez, tuvo la más clara del primer período, pero su remate fue débil y Julio Salvá con tuvo sin problemas.

Cuando la primera mitad parecía que acabaría sin goles y los dos equipos ya habían mermado en su intensidad inicial, llegó la primer y única emoción de la tarde. A los 42’, Cristian Broggi se tomó un tiempo más para pensar y ejecutar un centro quirúrgico a la cabeza de Kevin Gissi. El ex Independiente Rivadavia solo tuvo que cambiar la trayectoria del balón, para descolocar a Rodrigo Saracho y decretar el 1 a 0.

En el complemento, Estudiantes tomó la posesión de la pelota y, paciencia mediante, buscó todos los caminos para llegar al empate, ante un Morón que lo esperaba agazapado para salir de contra. Lattanzio y Domínguez pudieron empatarlo, pero se toparon con un Salvá siempre bien parado. Con un remate de media distancia, Gissi pudo aumentar la diferencia, pero Saracho alcanzó a desviarla.

Con tiempo cumplido, Guillermo Villalba quedó mano a mano con Rodrigo Saracho, luego de una gran jugada de Cristian Lillo. El delantero con pasado en Sportivo Las Parejas atinó a gambetear al arquero del Pincha, que lo derribó fuera del área y vio la tarjeta roja. Su lugar, hasta el final del encuentro, lo ocupó Leonel González.

Morón volvió al triunfo, dejando una buena imagen ante su gente y redondeando otra gran actuación en todas sus líneas. No gana de forma holgada, pero si de forma justa. El Gallo llegó a 29 unidades, una menos que Temperley, y se ilusiona con el reducido. El próximo domingo a las 19:00 hs. Visita a San Martín en San Juan.

Compartir