“LOS QUE MANEJAN TODO SON LOS DE ARRIBA”

Kevin López Arroyo dialogó con Minuto Cero acerca de la actualidad que vive el fútbol. Además, contó como lleva la cuarentena y su rutina hoy.

0
6
Foto: Club Atlético Ituzaingó.

Es de conocimiento que el fútbol del ascenso es quien más sufre esta pandemia. Los jugadores están atentos día a día con las decisiones de AFA y agremiados, mientras tanto buscan mantenerse bien físicamente. Kevin López Arroyo, de Ituzaingó, dialogó con Minuto Cero sobre las medidas del ente, como va llevando el aislamiento y su rutina.

«La verdad no sé que decirte. Es algo que no debería hablar mucho, los que manejan todo son los que están ahí arriba. Si se quitan o no, es problema de ellos. Nosotros nos dedicamos a jugar, hacer lo que nos gusta», con respecto a la quita de descensos y que los ascensos se disputen deportivamente.

El delantero nos contó como lleva la cuarentena: «Por ahora la voy llevando bien. Estoy tratando de acostumbrarme a otra forma de vivir, de cuidarse. No nos tenemos que cuidar solamente nosotros, también a los demás. Lo primero que quiero hacer cuando se termine es ir a entrenar, salir a caminar y ver a mi familia. Espero poder verlos cuando se termine esto».

La rutina de los deportistas ha cambiado debido al coronavirus, Kevin nos explica como es su día a día: «Trato de entrenar siempre, todos los días, de lunes a domingo. No quiero perder el ritmo, la costumbre a estar entrenando. Uno siempre encuentra que hacer, sino se hace muy desesperante estar sin hacer nada. Hay que tratar de hacer lo que se puede en casa».

Si bien el atacante trabaja para regresar de la mejor manera, el entrenamiento tiene algunas dificultades: «Cuesta mucho entrenar acá. El lugar no es grande, cuesta acomodarse y faltan elementos. Pero si uno tiene ganas encuentra la forma, pregunta a los entrenadores, y mas o menos te explican que podes utilizar y trabajar. No hay que dejar, seguir siendo presionado, porque más allá de esto hay que seguir trabajando».

El tiempo que lleva en Argentina y su adaptación al país: «Hace seis o siete años que vivo en Argentina, me ha costado mucho adaptarme. Los cambios de clima, uno está acostumbrado a tener siempre verano. Las costumbres también cuestan, encontrar algo que te guste. Después te vas acostumbrando al país».

Pasando a lo futbolístico, aseguró que los rendimientos de Jorge Bermúdez, Mauricio Serna, Oscar Córdoba y Juan Pablo Ángel, les abrió las puertas a los jugadores colombianos en Argentina: «Fueron grandisimos jugadores y les fue muy bien acá. Pienso que, gracias a ellos, a muchos colombianos se les han abierto muchas puertas y dejaron a Colombia muy bien parada. Más allá de que fueron buenos jugadores, también fueron buenas personas y muy profesionales».

Sobre las diferencias entre el fútbol cafetero y el argentino, remarcó: «El fútbol colombiano es más pausado, acá es un poco más dinámico. Se pega y se corre mucho más. Cada fútbol es distinto, es a su forma, pero los dos son muy buenos».

Uno de los temas más hablados es el contrato de los futbolistas, además de que los clubes apostarán a los juveniles, en cuanto a eso, analizó: «Lo que se temé es que muchos se van a quedar sin laburo o sin hacer lo que le gusta, más que todo, y no sería justo para muchos. Pero bueno, el fútbol es así y nosotros no tomamos la decisión, lo hacen los de arriba. Es una lástima que muchos se queden sin trabajar, sin jugar, jugadores buenos que pueden darle mucho al fútbol argentino. Esperemos que las cosas se den de la mejor manera, que nadie quede afuera, también los pibes merecen su oportunidad».

Concluyendo, contestó en que momento del equipo los frenó la pandemia: «Creo que nos agarró en un momento bueno, porque veníamos de tres partidos sin perder, eso era muy bueno. El grupo venía mejorando. Además, nos tocaba un partido importante contra Argentino de Merlo, era muy emotivo para nosotros. Lamentablemente se vino la pandemia».