UNA DUPLA EN ASCENSO

Llegaron hace casi tres años a Centro Español luego de obtener dos campeonatos con Trocha en la Liga de Mercedes. Empiezan a sonar fuerte en categorías superiores por el muy buen andar del 'Gallego'. El secreto de Sergio Orsini y Matías Módolo para tener éxito en una de las profesiones más complicadas.

0
244

En tiempos en que los entrenadores del fútbol argentino aparentan ser trabajadores golondrina, hay una dupla que bien podría ser la excepción que confirma la regla. Se trata de Sergio Orsini y Matías Modolo, quienes actualmente dirigen a Centro Español en la Primera «D».

En silencio fueron realizando una profunda transformación en un Club que, hasta su arribo, alternaba campañas discretas con desafiliaciones. El Torneo de la Primera «D» 2016/17 dejó a Centro en la última ubicación con apenas 4 victorias en 30 partidos. Fueron 17 las caídas y tres los cuerpos técnicos que pasaron en esa temporada para lograr lo que hasta entonces parecía algo imposible, cambiar el paradigmático caso del club.

Para la temporada siguiente decidieron apostar por el proyecto de la dupla conformada por Sergio Orsini y Matías Modolo. Un cuerpo técnico jóven y serio que buscaba su oportunidad en la quinta división del fútbol argentino.

La Primera «D» es la única categoría no rentada de la AFA y muchas veces subestimada. El proyecto de Orsini y Módolo incluía la difícil misión de encarar un trabajo profesional en un fútbol amateur.

El comienzo incluyó cuatro empates consecutivos sin goles y un par de derrotas en las primeras seis fechas pero algo había empezado a cambiar con la aparición de la dupla, a pesar de la ausencia de resultados en lo deportivo.

El 8 de octubre de 2017, Centro visitaba al entonces líder e invicto. Ignacio Gómez convirtió el tanto de la victoria ante General Lamadrid en Devoto, que significó el inicio de una racha de tres victorias consecutivas. Luego, el ‘Gallego’ conseguiría otras 11 victorias y 5 empates en 21 partidos lo que le permitió acceder al Torneo Reducido donde finalmente cayó ante Atlas.

«Agarramos al equipo había quedado desafiliado luego de un episodio de quita de puntos. La propuesta era hacer lo que veníamos haciendo en Trocha de Mercedes donde logramos dos ascensos al Federal «C», explicó Matías Modolo a Minuto Cero. El entrenador contó que «el objetivo fue no desafiliar y hacer un papel digno después de aquella temporada».  Al mismo tiempo, destacó que «el club confió en nosotros y nos apoyo muchísimo, cosa vital para un proyecto serio». Y vaya si consiguieron el objetivo…

A estas alturas, la semilla había prendido. En la Temporada siguiente, la dupla Orsini/Módolo consiguió meter al equipo en la pelea y llegó a instancias definitorias nuevamente. El camino de Centro terminó en las Semifinales del Torneo Reducido donde fue eliminado por Liniers.

En aquellos dos primeros torneos, cosecharon 24 victorias, 18 empates y 16 caídas. Obtuvieron casi el 52 % de los puntos y alejaron a Centro Español de la zona roja. Haciendo eje en la metodología de trabajo y la periodicidad táctica, la dupla va por su tercer temporada en el equipo ‘Gallego’ donde ya empezó a mostrar credenciales. Quienes los conocen, coinciden en remarcar la llegada que los dos entrenadores y su equipo de trabajo tienen para con los futbolistas.

«Intentamos ser muy profesionales pero sin complicar a los jugadores, nos gusta entrenar a la intensidad tal cual se juega, hacer ejercicios en espacios reducidos y trabajar por línea una vez por semana. Las programaciones de la categoría y los lugares de entrenamiento nos condicionan un poco pero resolver y adaptarse es una gran virtud que trabajamos semana a semana», remarca Matías Módolo.

Como en cualquier duo, hay un momento especial para cada uno de los componentes y Sergio Orsini también cuenta los secretos de este éxito: «Hemos incorporado la edición de videos, Diego se capacitó y además es DT Recibido, pone el ojo donde queremos y una vez que corta nos juntamos a editarlo los 3 juntos», revela el ‘Tano’.

«Un plus que tiene este Cuerpo Técnico, y lo digo con mucha humildad, es preocuparse por la parte humana de los muchachos. Tratamos de estar encima y saber si desayunan bien, si trabajaron hasta tarde, si necesitan algo, conseguirles trabajo, una práctica médica o una colación post entrenamiento a los que vienen desde lejos. Los chicos se dan cuenta que los cuidamos y nos preocupamos por ellos y nos devuelven eso dentro y fuera del campo», cuenta orgulloso Orsini quien tuvo pasos como futbolista por el fútbol francés y el italiano.

El equipo de trabajo de Orsini y Modolo se completa con Diego Herrero, como analista de videos, Ezequiel Galarza y Nahuel Domínguez son los preparadores físicos y Jonathan Subiés el entrenador de arqueros.

«Estamos muy orgullosos de lo que hacemos y no tenemos problema de hacer de todo un poco. Somos cuerpo técnico y al mismos tiempo utileros, delegados, hacemos de todo un poco. Conseguimos la comida para los jugadores y entregamos la ropa que es algo propio de la categoría. Para nosotros arrancar de abajo tiene un sabor especial y por supuesto que nos encantaría que alguien confíe en nosotros para subir un par de escalones», cuenta Módolo en una ronda de mates con el resto de su equipo de trabajo.

De aquel primer objetivo de no desafiliar y hacer un papel digno a hoy ser uno de los animadores de la Primera «D». Así de firme fue el salto de calidad de un equipo. Así de importante es el trabajo de dupla que continúa en pleno crecimiento como cuerpo técnico.

Compartir